The New Raf Era

Publicado .

Por Ana Maillo

El 24 de febrero de 2011 marcó un antes y un después. El excéntrico niño mimado de LVMH, director creativo de Dior, John Galliano lanzó insultos antisemitas a una pareja en un café parisino. La caída de Galliano fue tan rápida como su ascenso al olimpo de los diseñadores. 

Su trayectoria es brillante. Graduado con los máximos honores en la prestigiosa Central Saint Martins, fue nombrado director creativo de Givenchy, posteriormente de Dior y también fundó su propia firma. Su arte creativo en ambas maisons francesas las catapultó a un éxito de ventas. Galliano y Dior vivieron catorce años de romance, pero todo se esfumó tras el alcohol y los insultos. Un año después de la tragedia, Dior seguía huérfana y la excelencia estética de Galliano desaparecida.

La semana de la moda de París, un marco incomparable para mostrar las colecciones de moda, perdió parte de su magia al perder a Galliano.Durante este largo año de incertidumbre se especuló con multitud de diseñadores para reemplazar a Galliano: Raf Simons, Riccardo Tisci, Marc Jacobs, Jason Wu, Stefano Pilati, Alexander Wang...Lo que está claro es que Dior necesitaba un sustituto, un sustituto digno de la grandiosidad de la firma.

Los códigos de la moda cambiaron antes del despido de Galliano, el barroquismo había llegado a su fin para dejar paso al constructivismo, la pulcritud y la sencillez. Galliano no supo vincular su genialidad a esta nueva etapa que atraviesa la moda. La conexión pasarela-tienda se valora más que nunca, y es comprensible, los clientes quieren ver prendas que se puedan comprar y poner, de ensueño, pero reales.

Y llego Raf. Un palacete privado con cinco salas llenas con un millón de flores de una veintena de variedades fue el marco incomparable en el que Simons decidió hacer su debut. La pasarela, muy próxima, cómo queriendo recuperar el concepto de costura desde cerca, estaba rodeada de todos los grandes de la industria: Theyskens, Alber Elbaz, Riccardo Tisci, Pierre Cardin, Azzedine Alaïa, Marc Jacobs...Todo el mundo estaba expectante, y de repente Julia Nobis piso la pasarela con un sencillo esmoquin negro con chaqueta bar, quizás un guiño conjunto a Christian Dior e YSL, el primer sucesor del monsieur.

Un desfile sutil y elegante pero sobre todo contemporáneo. Raf ha sabido interpretar a Dior de manera exquisita, sin perder su esencia, porque detrás de cada chaqueta bar y estética new look se nota su aguja. Raf Simons sentará cátedra sobre la nueva mujer Dior, aunque Galliano estará eternamente en nuestro corazón y nuestra memoria.

Tags: John Galliano Dior

BELLEZA

EDITORIALES
 

 

ACCESORIOS